DESBLOQUEADOS
Juan Piquer. La gran aventura del cine - Buhofilm
127
single,single-portfolio_page,postid-127,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Juan Piquer. La gran aventura del cine

poster-juan-piquer

SINOPSIS

A finales de los años 50, Juan Piquer Simón (1935-2011) llega a Madrid con un único propósito: estudiar en la Escuela de Cine y convertirse en director.

 

Su abuela le envía dinero para que se opere la nariz, pero Juan hace lo que haría el resto de su vida: se olvida de ir al médico y se compra una cámara cinematográfica para rodar sus primeros documentales. Y así se quedó: con la nariz rota y la ilusión entera. Esa ilusión llevaría al director valenciano a dedicarse en cuerpo y alma al mundo del cine, durante más de treinta años, rodando quince películas como director y doce como productor.

 

Piquer fue un pionero del cine de aventuras, del género fantástico, del terror, de la ciencia-ficción y del entretenimiento popular, con películas como “Viaje al centro de la Tierra” (1977), “Misterio en la isla de los monstruos” (1980), “Supersonic Man” (1979), “Slugs: muerte viscosa” (1987) o “Mil gritos tiene la noche” (1982), con la que alcanzó un éxito internacional sin precedentes en la taquilla americana.

 

Un cineasta insólito y comprometido con el cine de género, creador de un star-system y un modo de producción absolutamente personal, hoy prácticamente desconocido por el gran público.

 

La figura de Juan Piquer es, como la  de muchos otros directores y profesionales, una parte importante de la historia del cine español que es necesario reivindicar.